Marco.

Si usamos patrones de injerto de vigor moderado que producen árboles árboles algo más pequeños que los tradicionales podemos optar por marcos de plantación más pequeños, de manera que cubramos antes el volumen productivo de la parcela.

En la actualidad se están implantando marcos de 6 x 4 o 5 x 5 o 5 x 4. Pensamos que si se llega al riego óptimo de 6.000 m³/hectárea/año  y se optimiza el plan de abonado,  este último marco de producción es el que permite mejores producciones.  Con un marco de 5 x 4 metros, necesitaremos 500 árboles por hectárea. Si optamos por variedades de alta producción y alto rendimiento ,  la producción objetivo en la plena producción sería de  3.000 kg de semilla de almendra por hectárea.

La producción de almendra comenzará a partir del segundo año y medio,  contando que se plante en Diciembre – Enero. Y alcanzará su plena producción alrededor del año séptimo.

A partir de  los 20 o 25 años los árboles envejecen y se deben arrancar.