Como mejorar su cosecha de almendras.

Cuatro son los nutrientes determinantes en la mejora de la producción de la almendra. Estos son Nitrógeno (N), Potasio (K), Boro (B) y Zinc (Zn).

El Nitrógeno (N)  y el Potasio  (K) deben aplicarse a lo largo de todo el año de forma regular, sin embargo el Boro (B) y el Zinc (Zn) es conveniente aplicarlos durante el otoño después de la recolección y antes de la caída de las hojas.

De las experiencias  de años anteriores podemos afirmar que la aplicación de estos dos productos incremente en al menos un 30 % la cosecha de almendras del año próximo.

El Boro es un micronutriente esencial para el crecimiento del tubo polínico y la fertilidad de las flores. La falta de Boro hará que el árbol no alcance su potencial de fructificación. Una aplicación foliar de Boro durante el otoño permite que el árbol lo almacene durante el invierno y se movilice hasta las yemas para su uso en la floración.

El Zinc es necesario que esté disponible para el árbol en la etapa de floración ya que es fundamental en múltiples procesos metabólicos, como la síntesis de auxinas o la capacidad de absorción y transporte de agua hasta la planta.

Se recomienda una aplicación foliar de ambos productos durante el otoño. Las cantidades por ha son:

  • B  —- 1,5 lt/ha
  • ZN — 1,5 kg/ha

Esto supone un coste aproximado de 20 € por ha, y reporta unos beneficios enormes en la producción.

Consulte precios de nuestros productos en nuestra tienda online.

Abonado del almendro
Tienda ON LINE Nutrientes almendro

 

Moniliosis del almendro

Descripción de la moniliosis del almendro.

El hongo responsable de la moniliosis del almendro, afecta al árbol secando en primer lugar las flores y posteriormente los brotes y las ramas. La infección se produce por la penetración de los conidios a través de la flor. El hongo progresa por el brote hasta bloquear el paso de la savia desecándolo completamente.

Las hojas verdes se tornan de color marrón y la almendra es colonizada por una podredumbre de color marrón produciéndose la momificación del fruto.

La época de mayor susceptibilidad a la moniliosis en el almendro es en la etapa de floración. El hongo pasa todo el invierno en los frutos podridos y al comenzar la floración se depositarán encima de las flores, penetrando a través del estigma y el estilo, comenzando de esta forma las infecciones primarias.

La temperatura óptima para que se produzcan las infecciones se establece entre los 20 y 25 grados. Aunque también pueden producirse infecciones en menor grado a otras temperaturas. Por tanto la temperatura no puede considerarse un factor clave en la propagación de la moniliosis. En cambio la humedad si que será un factor clave en la propagación de la moniliosis, siendo la abundancia de lluvias y el rocío las que crearán el caldo de cultivo adecuado para la propagación de la moniliosis en el almendro. 

Primeros síntomas de la moniliosis del almendro
Primeros síntomas de la moniliosis del almendro
Síntomas avanzados de la moniliosis del almendro
Síntomas avanzados de la moniliosis del almendro

Susceptibilidad a la moniliosis del almendro según variedad.

La elección de la variedad puede ser determinante a la hora de minimizar los efectos de la moniliosis. La variedad más sensible es la Marcona, seguida de la Guara, entre las menos sensibles tendremos la Penta y la Lauranne.

Susceptibilidad según variedad a la  moniliosis del almendro.
Susceptibilidad a la enfermedad moniliosis del almendro

Tratamiento recomedado para moniliosis del almendro

Se deberá llevar a cabo una limpieza de la parcela  eliminando  las ramas, flores o frutos momificados, ya sea en el suelo como en el árbol.  Esta limpieza deberá realizarse durante la poda de invierno y durante la primavera que es cuando los brotes son más visibles.

Además se deberán implementar los siguientes tratamientos químicos contra la moniliosis del almendro.

  • Tratamiento preventivo antes de la floración, mes de Febrero, con Oxicloruro de Cobre.
  • Al principio de la floración (Marzo) se aplicará folpet o maccozeb para eliminar el riesgo de la entrada de esporas de moniliosis en las flores.
  • Al producirse la caída de pétalos en el mes de Abril se aplicará Captan o Tiram. Este tratamiento también será válido para prevenir la Mancha Ocre.

 

Tratamientos en vías de autorización para la moniliosis del almendro.

Los productos experimentales que mejor eficacia mostraron contra la enfermedad fueron:

  • Fenbuconazol 5 %, Boscalida 26,7 %, Piraclostrobin 6,7 %.
  • Fenpirazamina  50 %, Fluopiram 20 %, Tebuconazol 20 %.

Sin embargo estos productos todavía no están autorizados en España para el almendro.

 

Consideraciones al elegir una variedad de almendro

Floración según variedad de almendro.

El punto más importante al elegir una variedad de almendros u otra es valorar el riesgo de heladas que pueden producirse a partir  del período de floración.  Si el clima es frío y suelen producirse heladas durante los  meses de marzo o abril, será obligado optar por una variedad de almendro tardía o extratardía

También es importante la situación de la parcela, parcelas en hondo suelen sufrir más heladas que parcelas en laderas de  montañas.

Maduración según variedad de almendro.

No son buenos ciclos excesivamente largos de la almendra, conviene que el periodo que abarca desde la floración a la maduración sea lo más corto posible para reducir el riesgo de enfermedades. Tampoco es conveniente que el proceso de maduración coincida con la época de lluvias pues aumenta considerablemente el riesgo de enfermedades en la almendra y dificulta el proceso de recolección.

En plantaciones grandes suele elegirse más de una variedad de almendros con diferentes fechas de maduración para que el tiempo de recolección sea lo mayor posible y permita la cosecha de la almendra de forma escalonada.

Vigor – Porte en cada variedad de almendro.

La estructura y tamaño del árbol determina el volumen productivo  y se debe tener en cuenta al definir el marco de plantación. Variedades con porte más pequeño permiten marcos de plantación menores, con mayor número de árboles por hectárea.

A tener en cuenta las labores de poda y formación del árbol que pueden variar considerablemente de una variedad a otra.

Susceptibilidad a enfermedades según variedad de almendro.

Siendo todas las variedades sensibles a enfermedades, las hay más o menos tolerantes a cada tipo de enfermedad. Recomendamos tener los tratamientos preventivos adecuados para cada enfermedad.

Fruta según variedad de almendro.

Muy importante es el rendimiento de la almendra o la proporción entre semilla y almendra con cáscara pero sin pellejo. Este rendimiento suele disminuir notablemente en variedades muy tardías, como Penta o Mardía.

Cada vez comienza a ser más importante la calidad de la almendra o su composición, es decir la proporción de: Aceite, proteínas, azúcares, fibra y agua.  Se observa una tendencia, en la industria de la almendra a seleccionar la almendra en función de su composición.

Muy a tener en cuenta la proporción de almendras con doble semilla, esta característica se considera como un defecto ya que distorsiona la uniformidad del tamaño de grano.

Influencia del tipo de recolección según la variedad de almendro.

Los árboles excesivamente altos pueden presentar dificultades en la  recolección mediante paraguas invertido ya que las almendras de las copas de los árboles sueles caer fuera del paraguas.

Otro factor importante es que la almendra no se caiga prematuramente al suelo una vez madura ya que dificulta enormemente la recolección, ya sea mediante lonas o paraguas invertido. Así mismo incrementa el riesgo de contagio de enfermedades al estar en contacto con el suelo. Hay variedades  de almendro que se desprenden del árbol con mayor facilidad que otras.