Consideraciones al elegir una variedad de almendro

Floración según variedad de almendro.

El punto más importante al elegir una variedad de almendros u otra es valorar el riesgo de heladas que pueden producirse a partir  del período de floración.  Si el clima es frío y suelen producirse heladas durante los  meses de marzo o abril, será obligado optar por una variedad de almendro tardía o extratardía

También es importante la situación de la parcela, parcelas en hondo suelen sufrir más heladas que parcelas en laderas de  montañas.

Maduración según variedad de almendro.

No son buenos ciclos excesivamente largos de la almendra, conviene que el periodo que abarca desde la floración a la maduración sea lo más corto posible para reducir el riesgo de enfermedades. Tampoco es conveniente que el proceso de maduración coincida con la época de lluvias pues aumenta considerablemente el riesgo de enfermedades en la almendra y dificulta el proceso de recolección.

En plantaciones grandes suele elegirse más de una variedad de almendros con diferentes fechas de maduración para que el tiempo de recolección sea lo mayor posible y permita la cosecha de la almendra de forma escalonada.

Vigor – Porte en cada variedad de almendro.

La estructura y tamaño del árbol determina el volumen productivo  y se debe tener en cuenta al definir el marco de plantación. Variedades con porte más pequeño permiten marcos de plantación menores, con mayor número de árboles por hectárea.

A tener en cuenta las labores de poda y formación del árbol que pueden variar considerablemente de una variedad a otra.

Susceptibilidad a enfermedades según variedad de almendro.

Siendo todas las variedades sensibles a enfermedades, las hay más o menos tolerantes a cada tipo de enfermedad. Recomendamos tener los tratamientos preventivos adecuados para cada enfermedad.

Fruta según variedad de almendro.

Muy importante es el rendimiento de la almendra o la proporción entre semilla y almendra con cáscara pero sin pellejo. Este rendimiento suele disminuir notablemente en variedades muy tardías, como Penta o Mardía.

Cada vez comienza a ser más importante la calidad de la almendra o su composición, es decir la proporción de: Aceite, proteínas, azúcares, fibra y agua.  Se observa una tendencia, en la industria de la almendra a seleccionar la almendra en función de su composición.

Muy a tener en cuenta la proporción de almendras con doble semilla, esta característica se considera como un defecto ya que distorsiona la uniformidad del tamaño de grano.

Influencia del tipo de recolección según la variedad de almendro.

Los árboles excesivamente altos pueden presentar dificultades en la  recolección mediante paraguas invertido ya que las almendras de las copas de los árboles sueles caer fuera del paraguas.

Otro factor importante es que la almendra no se caiga prematuramente al suelo una vez madura ya que dificulta enormemente la recolección, ya sea mediante lonas o paraguas invertido. Así mismo incrementa el riesgo de contagio de enfermedades al estar en contacto con el suelo. Hay variedades  de almendro que se desprenden del árbol con mayor facilidad que otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *